La cuna de los dioses (Göbekli Tepe)

Hace más de 12.000 años ocurrió algo extraordinario: nuestro desarrollo se aceleró, y en un breve espacio de tiempo, pasamos de la Edad de Piedra a caminar sobre la Luna. ¿Qué provocó un cambio tan vertiginoso? Göbekli Tepe es un descubrimiento arqueológico extraordinario, a partir del cual cambia profundamente nuestra comprensión de una etapa crucial en el desarrollo de las sociedades humanas. La construcción de complejos monumentales estaría entre las capacidades de los cazadores-recolectores y no solamente entre las comunidades sedentarias de agricultores, como se había asumido anteriormente. Aunque algunos estudiosos dicen que los edificios pudieran no ser templos, sino un complejo de viviendas que incluyeran algún tipo de referencia ceremonial

Shoah

Hoy en día acostumbramos a pensar sin tener en cuenta el horror más absoluto en que se puede convertir la vida. La mayoría de veces, vidas arruinadas por otros seres humanos, o nosotros mismos. No hace mucho la rabia entre hutus y tutsis acababa con un genocidio a machetazos, de personas corrientes hacia personas corrientes, sin más diferencia entre ellos que las que ellos mismos se habían marcado en el carné de identidad. Hoy Oriente Medio…

Este documental movido por Claude Lanzmann es un compendio de testimonios de verdugos y víctimas, a veces una misma persona siendo ambas simultáneamente, recogidos de lo que fue el genocidio industrializado más brutal de la historia. Solo por qué un grupo de personas convenció a otro grupo más grande que la solución para un mundo ideal pasaba por la “pureza de la raza”.

Este documental deberíamos verlo todo el mundo en la escuela, recordar que todos y todas somos capaces de lo mejor y de lo peor, incluso con las mejores intenciones de crear un mundo mejor.

No creamos acríticamente a los propagandistas que prometen un mundo mejor, moviendo nuestra rabia, todos somos seres humanos, si hay algo que demuestra la historia es que no hay atajos sin grandes catástrofes como esta:

Parte 1

Sigue leyendo

La desaparición del mar de Aral

 

En 1960, la Unión Soviética decidió desviar parte del agua de los dos grandes ríos de Asia Central, el Amu Daria en el sur y el Sir Daria en el noreste, para poder desarrollar cultivos de regadío en el desierto de Asia Central.
De esta manera, el Asia Central soviética comenzó a producir arroz, melones, cereales y, muy en especial, algodón. La Unión Soviética pretendía convertirse en uno de los principales productores mundiales de algodón, y lo consiguió; en la actualidad, Uzbekistán es uno de los mayores productores exportadores de algodón en el mundo.
Los canales de irrigación comenzaron a construirse a gran escala en los años 1930. La calidad de la construcción de muchos de estos canales era ínfima, lo cual dejaba que parte del agua se filtrara o se evaporara. En el caso del canal de Kara Kum, el mayor de Asia Central, se desaprovechaba probablemente hasta un 70% del agua. Aún hoy sólo el 12% de la longitud total de canales de irrigación de Uzbekistán está impermeabilizado.7
Antes de 1960, se estima que ya se desviaban a la tierra entre 20 y 70 kilómetros cúbicos de agua. Así, la mayor parte del suministro de agua del mar de Aral se había desviado y en la década de los 60, el mar comenzó a menguar…