Introducción

Las vías de penetración del género Homo en el continente Eurasiático presentan dos alternativas:

  • El paso por el Próximo Oriente (la hipótesis más apoyada)
  • El corredor norteafricano
  1. Por la Península Itálica (vía Sicília)
  2. Por la Península Ibérica (Estrecho de Gibraltar)

Hipótesis cronológica

  • Hipótesis de cronología larga: los primeros homínidos entraron en Europa a inicios del Pleistoceno, de 2 a 1 m.a.
  • Hipótesis de cronología corta: Europa no pudo ser colonizada antes de 500.000 años, antes de esa fecha Europa era un continente vacío.

Evidencias arqueológicas

Pleistoceno Inferior en Europa

La mayor parte de los datos de que se disponen son inciertos, por ser dudosos estos artefactos o por el contexto de su localización.

  • Ubeidiya (Israel): se ha considerado una de las primeras ocupaciones humanas fuera del continente africano, varios niveles de ocupación (Olduvayense y Achelense), cronología entre 1,4 y 1 m.a.
  • Dmanisi (Georgia): es uno de los más antiguos yacimientos de Eurasia y prueba de la existencia de homínidos con 1,8 m.a. en Eurasia, asociados a conjuntos líticos.
  • Fuente nueva 3 (Depresión de Guadix-Baza): varios niveles de industria lítica, tecnología Olduvayense con cronología de 1 m.a.

Pleistoceno Medio en Europa

  • Europa Central: yacimientos de Prezletice, Stránská, Skála y Trzebnica. Las primeras evidencias sólidas de ocupación humana en Europa deben situarse alrededor de los estadios isotópicos 11 o 13.
  • Península Ibérica: yacimientos de Atapuerca, Áridos, Ambrana y Torralba.
  • Península Itálica: En Italia son abundantes los yacimientos, pero algunos son ambiguos, destaca el yacimiento de Isernia, industria no Achelense, cronología de 780.000 años.

En general, los yacimientos son más abundantes para estas cronologías, se documentan las dos tradiciones tecnológicas (Olduvayense y Achelense), caza de mamíferos de talla media-grande, los homínidos viven en cavidades y espacios abiertos.

Estrategias de subsistencia: H. antecesor, H. erectus y H. heidelbergensis

Denell define dos estrategias de subsistencia basadas en la presencia / ausencia de recursos vegetales y animales, según la latitud.



  • África Oriental, con una gran cantidad de restos vegetales y animales.
  • Europa, con unas condiciones climáticas estacionales, en las cuales escasean los restos vegetales y animales (en invierno).
  • África Oriental (latitud 35º): los recursos son variables, la caza se consigue sin organizar expediciones específicas, no requiere división sexual de trabajo, pueden participar todos los grupos de edad de la población, los grupos conocen la localización de sus vecinos.
  • Europa (latitud 40º – 45º): necesidad de obtener mayores recursos animales, hay una disminución de la densidad de la población (ya que están obligados a explorar un territorio más amplio), desequilibrio en los sistemas productivos.

En general, ambas estrategias de subsistencia pueden haber funcionado. Las ocupaciones suelen ser al aire libre y asociadas a recursos hídricos, el tamaño de la fauna encontrada en los yacimientos es media-grande.