La guerra de las dos rosas

 



 

La Guerra de las dos Rosas fue una guerra civil que enfrentó intermitentemente a los miembros y partidarios de la Casa de Lancaster contra los de la Casa de York entre 1455 y 1485. Ambas familias pretendían el trono de Inglaterra, por origen común en la Casa de Plantagenet, como descendientes del rey Eduardo III.
Un conflicto sangriento a caballo entre el medievo y la edad moderna. De hecho, el fin de la edad media se suele situar entorno a la caída de Constantinopla en manos de los turcos otomanos en 1453. Aunque, lo cierto es que cualquier fecha es arbitraria e incorrecta es un buen punto de referencia, el de partida para la invasión otomana de los Balcanes y su expansión hasta las puertas de Viena.
Esta guerra pone de relieve la decadencia de la nobleza inglesa (y por extensión europea) en una época convulsa a las puertas de los grandes cambios económicos que protagonizarán los Paises Bajos junto con Inglaterra en la época moderno-humanista que precede a la ilustración.