La caída del Imperio Romano

Esta simpática lección por parte de John Green del curso intensivo sobre Historia Mundial de CrashCourse, explica los datos sobre la caída del Imperio Romano. Como explica, este concepto puede ser utilizado para dos acontecimientos muy lejanos en el tiempo:

Caída del Imperio romano de Occidente

La Caída del imperio romano de occidente (asimismo llamada la caída del imperio romano o bien la caída de la ciudad de Roma) fue el periodo de declive del imperio romano de occidente en que perdió la autoridad de ejercer sus reglas, y su amplio territorio fue dividido en numerosas entidades políticas. La característica primordial de la caída fue la pérdida de la capacidad del estado romano de ejercer dominio, tanto de sus fuerzas armadas como de su administración civil.

En el año cuatrocientos setenta y seis, Odoacro depuso al emperador R., emperador romano occidental que ejercitaba un intrascendente poder militar, político y financiero, y no tenía un control efectivo sobre los desperdigados dominios occidentales que todavía podrían clasificarse como romanos. Los Invasores “salvajes” establecieron su autoridad en la mayoría del área del Imperio de occidente, y su soberanía se extendió a lo largo de siglos, aparte de que su repercusión cultural persiste hasta hoy día, al paso que el Imperio de occidente jamás tuvo la fuerza para levantarse nuevamente.

Caída del Imperio romano de Oriente

La caída del imperio romano de oriente, se considera la conquista de Constantinopla a cargo de los turcos otomanos el martes veintinueve de mayo de mil cuatrocientos cincuenta y tres fue un hecho histórico que, en la periodización tradicional, y conforme ciertos historiadores, marcó el fin de la Edad Media en Europa y el fin del último vestigio del imperio romano de oriente tras una largo periodo de decadencia.



El Imperio bizantino (asimismo llamado imperio romano de oriente o bien, simplemente, Bizancio) fue el Estado heredero del imperio romano que perduró a lo largo de toda la Edad Media y el inicio del Renacimiento y se situaba en el Mediterráneo oriental. Su capital se hallaba en Constantinopla (en griego: Κωνσταντινούπολις, actual Estambul), cuyo nombre más viejo era Bizancio. Asimismo se conoce al Imperio bizantino como imperio romano de oriente, en especial para hacer referencia a sus primeros siglos de existencia, a lo largo de la Antigüedad tardía, temporada en que el imperio romano de occidente seguía aun existiendo.

 

Si quieres saber más sobre el tema te recomendamos estos libros:

Y si te gustan los videojuegos la saga Total War es impresionante, aunque el Imperio Romano de Fx Interactive no tiene nada que envidiarle: