Enseñanzas de los grandes filósofos

Hay momentos en la vida en los que vamos tomando conciencia, con cada avance vamos enfrentándonos a problemas que ha sido los mismos para miles de generaciones anteriores, cada cual en su propio contexto. En en esta experiencia donde está depositada la sabiduría y la técnica, lo que nos permite la vida, más o menos, cómoda de hoy en día.
Desde los albores de la historia hemos buscado explicaciones, nacemos y crecemos haciendo preguntas y aprendiendo de nuestro entorno. Todo nos resulta una aventura misteriosa y nos emociona saber, progresivamente nos vamos enquistando en las costumbres y conocimientos adquiridos, muchos anquilosados pero conocidos…

La palabra filosofía tiene su origen en el griego clásico, amor a la sabiduría, al conocimiento,el estudio de la variedad de problemas fundamentales respecto al universo y el ser humano, la belleza, la moral y un sinfín de aplicaciones teóricas, desde la religión a la ciencia, toda experiencia que sea humana.

Las ramas y los problemas que componen la filosofía han variado mucho a través de los milenios y los siglos. Por ejemplo, al principio la filosofía abarcaba el estudio de los cielos así como multitud de problemas que ahora pertenecen a la física. Una especialización dada por la creciente complejidad desenmarañada con técnicas modernas inimaginables hace cien años.



enseñanzas filosoficas de grandes filosofos

Dada la etimilogía misma de la palabra en nuestro idioma,la filosofía dominante hasta el día de hoy ha sido la filosofía occidental, que se remonta a la antigua Grecia. Desde la filosofía antigua hasta los escritores modernos la filosofía de raíz oriental era prácticamente obviada y desconocida. La filosofía contemporánea comprende el desarrollo filosófico del siglo XIX hasta el dís de hoy, que incluye pensadores y escritores posmodernos.

Además de esta la filosofía oriental, la que se desarrollo desde, Babilonia/Persia, Índia, China o Japón. Culturas milenarias con raíces mucho más antiguas que la antigua Grecia. Y con razonamientos similares y conclusiones muy diferentes: Por ejemplo, el tao nos enseña que podemos llegar a conocer las cosas comparándolas con sus complementos, como ocurre con la muerte y la vida. Todo existe por su contraposición, no existiría la luz sin la oscuridad o el bien sin el mal, caras de la misma moneda. El filósofo sabe que todo lo que le rodea lo nutre, lo bueno y lo malo son experiencias, busca entender el porqué de las cosas sin trasponer a su vida cada cosa que sucede.
Otras cosmovisiones, como las aborigenes de África y América, son prácticamente desconocidas por la falta de escritura o desarraigo cultural y pérdida de la habilidad de interpretar los antiguos símbolos.

Conocer su pensamiento, fácilmente se puede a través de frases filosóficas que condensan el pensamiento de cada autor aplicado a la vida y el universo. Con dedicación y ansia de conocimiento cualquiera puede encontrar respuestas en la filosofía para cambiar el propio paradigma y evolucionar en la propia vida.

La filosofía acaba transformando nuestra manera de vivir, enfocando mejor y aprendiendo nuevas maneras. Como diría el dicho popular: “La práctica hace al maestro”. Y buscar respuestas en los maestros antiguos es buena idea para ser un poco más sabios.