Los mongoles de las estepas

El poder mongol supuso el surgimiento de un poder que tendrá grandes consecuencias en el desarrollo asiático.

Los mongoles fueron una pequeña tribu que no llegaron hasta Asia central hasta el s. XII, viviendo al sureste del lago Baikal. A principios del s. XII este ámbito estaba dominado por las tribus de los tártaros, al este, los keraítas al oeste, y en el extremo occidental los naimanos. Además, estaban también las tribus de los merkitas y los oirates.

Todas estas tribus son mongolas, teniendo determinados rasgos comunes, como la raza, la lengua (emparentada lejanamente con el turco), siendo nómadas ganaderos situados en la frontera con el imperio chino.

China vivió la amenaza de los nómadas desde siempre, como atestigua la construcción en el s. IV a. C. de la Gran Muralla. Así, la proximidad con la frontera china pronto los llevó a tener un acicate de curiosidad, máxime habiendo precedentes de dinastías chinas (Liao, Chin).




La religión era chamánica, y sus chamanes, también llamados böge eran una jerarquía en la tribu, con más influencia en las tribus del norte. En el resto habría jefes de una sociedad aristocrática y secular, llamados khan o khakan si son jefes de una confederación de tribus.

A principios del s. XII habrá una tendencia a la desintegración de los grandes clanes, asociándose esto a una transformación social. El crecimiento llevará a un aumento de la clase dirigente, distinguidos estos por llevar la cría de caballos. Lo que se observa es la aparición de un feudalismo de tipo mongol, en el que la sociedad está unida mediante vínculos de tipo personal.

Genghis Khan

De nombre Temujin (1165-1227), era perteneciente a la aristocracia mongola. Nieto de un khakan, en este momento los mongoles eran hostigados por China, pero indirectamente, ya que estos influyeron a los tártaros para que atacasen a los mongoles.

Temujin organizó un grupo de hombres de su misma condición, y se erigió como líder de este grupo, basándose en su inteligencia y destreza física. Además conseguiría el apoyo de Togril, jefe de los keraítas, y de él conseguiría una guardia personal y un sistema de comunicaciones para hacer efectivas las órdenes que diera Temujin.

Hasta finales del s. XII, Togril y Temujin se aliarían con China, quien les azuzó para que atacaran a los tártaros, consiguiendo aniquilarlos. Por esto conseguirían ambos jefes distinciones chinas. A partir de aquí nacería una rivalidad entre Togril y Temujin que desembocaría en la muerte del primero en el campo de batalla, convirtiendo a Temujin en jefe de los keraítas. Tras esto, conseguiría poner bajo su dominio a las tribus Naimana y Merkita. Así, en 1206 Temujin se haría nombrar khakan, llamándose a partir de este momento Genghis Khan.

Genghis Khan fue un gran estratega que se basó en la enorme movilidad de sus tropas, sobre las que mantenía una disciplina férrea y una organización en unidades de 10 o múltiplos de 10.

En este ámbito, la victoria militar proporcionaba un gran reconocimiento social a cambio de una obediencia absoluta al jefe.

También Genghis Khan aportaba la seguridad que significaba la confederación, y finalmente organizó un ataque conjunto contra China, cuyos objetivos eran la riqueza y los esclavos. Por tanto, en 1211 cruzó la frontera con China, y recorrió triunfalmente el norte de China sin encontrar oposición. En 1214, Genghis Khan se situó ante Pekín, ciudad que no tomó a cambio de un tributo. No obstante, al año siguiente sí que la tomaría, tomando posesión del tesoro de la dinastía china.

La conquista de china aportó una gran experiencia militar y burocrático-administrativa. Estos años también los utilizó para someter todas las tribus mongolas. En 1218 tras tomar el reino de Karakitai haría frontera con los territorios musulmanes, frontera que no tardaría en sobrepasar, entrando y conquistando el territorio de Jorezm, en donde confluyen las rutas caravaneras. Este ataque fue organizado con la inestimable ayuda de las rutas caravaneras, descontentas con el gobierno musulmán.

Así, Genghis Khan conseguiría el control de ciudades como Samarkanda o Bukhara, pero en 1211 sería derrotado por primera vez en su vida por el sha de Parwan. No obstante, el sha terminaría huyendo ante la amenaza mongola, y será en el Indo donde el mongol le derrotará.

En 1225 Genghis Khan volvería a Mongolia, en donde moriría, en el 1227. Genghis Khan fue un hombre de gran voluntad, siendo además un gran guerrero y político.

El feudalismo mongol

La estructura de la sociedad mongola era de tipo feudal, en la que habría, por tanto, una pirámide de poder. Arriba de dicha pirámide se situaría Genghis Khan y su familia, por lo que Genghis Khan sería el jefe del pueblo mongol y de su aristocracia, a la que pedía una absoluta obediencia. Las leyes que impuso sancionaban un código social en las que sus ideales eran soberanos. En algunos aspectos el feudalismo mongol era similar al europero, ya que era coetáneo. No obstante, aquí la tierra no será el elemento estructurador del sistema, como en Occidente. La sociedad estará dividida en una estructura estamental, con una aristocracia de tipo militar, una servidumbre (funcionarios, etc.) y esclavos. En este conjunto, la aristocracia nómada que sobresalía en posesión y cría de ganado sería el referente del poder. La aristocracia estaría unida por el parentesco y matrimonios.

Entre los mongoles había concesión de feudos (Ulus). Así se mantendría la autoridad, los jefes se construirían de esta forma un séquito… La aristocracia se llamaría nokör, y no estaría limitada por códigos, sino por la costumbre.

El gran imperio mongol del s. XIII

Genghis Khan comandó la confederación de tribus mongolas a la conquista de China, siendo el principal estímulo la obtención de botín. A su favor también tuvo el que los enemigos que tuviera estaban divididos entre sí, y que estos subestimaron el poder mongol.

Curiosamente, la muerte de Genghis Khan en 1227 no detuvo el avance mongol, sino que se consiguió conquistar la mayor parte del continente euroasiático, conquistando el califato abasida, China, el sureste asiático, Siria, Anatolia, la Europa eslava y el Punjab.

Se constituirán tres etapas en la construcción del imperio mongol:

  • Vida de Genghis Khan, en donde se construye la maquinaria para futuras conquistas.
  • 1229-59, los reinados de Ogodei, Guyuk y Mongka, etapa en donde se dio la mayor expansión territorial.
  • 1264 con Kublai Khan, hasta principios del s. XIV.

A la muerte de Genghis Khan, su imperio se repartiría entre sus cuatro hijos:

  • Dietchi recibiría la parte occidental, y a su muerte su descendiente Batu fundaría la Horda de Oro.
  • Chagatai recibirá la Transoxiana y Mawarannahr.
  • Ogodei recibe la Tsungaria oriental, Mongolia y el norte de China.
  • Tului llevó la casa del padre sin obtener territorios, pero se le reservó las mejores tropas del ejército, con las que se pudo obtener diversas conquistas bajo los reinados de Ogodei y Mongka.

Otro de los descendientes, Hulegu, constituirá el Kangto de Il. En todo esto la cooperación militar será clave, y será la base del éxito del ejército mongol. Ogodei será el sucesor de Genghis Khan, y fue un gran estadista, estableciendo su capital en Karakorum, antigua capital de los keraítas. A continuación se haría rodear de hombres válidos de origen iranio, árabe, uigur y chino. También fundaría ciudades para la expansión comercial.

1241 sería cuando se inicie una segunda expansión por parte de los comandantes, pudiendo observarse un resquebrajamiento del sistema. En esta época todos los hijos de Genghis Khan estarían muertos, y la continuidad la tendrían los hijos de Ogodei, entre los que destaca Güyük, quien se alió con Mongka para combatir a Batu. Es decir, que se empiezan a producir ataques entre descendientes de Genghis Khan.

Aun así se obtendrían éxitos contra los turcos selyúcidas.

En 1259 Mongka sería investido como khakan. En ese momento, mandó ejecutar a todos sus opositores y a Batu. Entre 1251 y 1259 se produciría una expansión territorial por medio de dos expediciones: una a Mongolia, y la otra hacia el sur de China, hacia el imperio Song, capitaneada por Kublai, mientras que Hulagu atacará a la Secta de los Asesinos en Irán, consiguiendo estar en 1257 en Alamut, y en 1258 en Bagdad, en donde asesinó al califa abasida.

El sucesor de Mongka fue elegido por una asamblea de distintos jefes mongoles, asliendo elegido Kublai, quien establecerá el centro de su imperio en Pekín, tomando el nombre chino de Yuan. Por tanto, mandaría ataques al sudeste asiático (Champa, Birmania, Camboya), a Japón y a Java, fracasando en todos.

Esta fue la época en donde el imperio mongol se iría aclimatando a las culturas conquistadas (chinificando, iranizando…). No obstante, hubo zonas en las que se mantuvo la cultura mongola, como la Horda de Oro o la propia Mongolia, plasmando las costumbres mongolas en el Yasak.

A Kublai le sucedería Temur, y la dinastía Yuan se mantendría hasta 1369, cuando se impuso la dinastía Ming.

Organización del imperio mongol

Los mongoles trataron de combinar el sistema militar con la administración de los territorios conquistados. El gobierno mongol tuvo una capacidad de actuación inferior a la de los pueblos que conquistó y a la faceta militar. Su aportación fundamental viene del férreo control que impusieron en sus territorios, algo que dio alas al desarrollo del comercio. Todo esto se consiguió a través del uso de una violencia desmedida, pero a la larga resultó ser una experiencia positiva.

El recuerdo de los mongoles fue diferente según la zona de sus conquistas. Así, en la zona musulmana tienen un recuerdo infausto, ya que ellos protagonizaron enormes sacrilegios, y para el Islam fue el único ejemplo de subyugación hasta los imperios coloniales de Occidente.

Pero para los chinos el recuerdo fue diferente, como nos lo demuestra los escritos de Chang-Chung, un erudito taoísta.

La “pax mongólica” y el comercio en Asia

La paz fue clave para el desarrollo comercial, desarrollándose entre las penínsulas de Crimea y de Corea con una relativa seguridad. Con el comercio iban también difundiéndose ideas e innovaciones. El imperio mongol fue siempre un demandador de productos de lujo, lo que llevó al resurgimiento de Irán porque allí estaba situado el Kangto de Il. A los mongoles les atrae el sur del Caspio, estableciéndose sobretodo en la ciudad de Tabriz, que bajo este Kanato llegó a ser un emporio comercial.

Ghazán, khan de Il (1295-1304) normalizará el sistema de pesos, organizará un sistema de postas, hará responsables a las ciudades del cuidado de los caminos, favorecerá la construcción de los caravanserais, y en los suburbios de Tabriz establecerá unos pilares de piedra en los que se veían las tarifas aduaneras, con el fin de evitar el lucro personal del funcionariado.

En China el comercio también se revitalizó por medio de la introducción de sistemas financieros como los préstamos. También habrá asociación de mercaderes, el crédito aumentará y se empezará a utilizar el papel moneda.