Guerras médicas (490 – 479)

Sublevación de Jonia y preparativos

En el año 499 a. C, se inicia una sucesión de acontecimientos que no sólo pusieron en peligro el dominio persa en Europa, sino que sus consecuencias pueden ser calificadas de decisivas para la Historia de las civilizaciones persas y griega. En la Jonia, situada en la costa del Egeo, hay una sublevación contra el dominador persa. Su líder, es un tal Aristágoras de Mileto, que marcha hacia Europa para pedir ayuda a las polis griegas. En primer lugar, busca ayuda en Esparta, pero éstos evitan realizar intervenciones alejadas del Peloponeso y además no tienen ningún interés especial de lo que ocurre en Jonia. En segundo lugar, se buscará ayuda a Atenas, y en este caso el resultado será positivo. Atenas no sólo se identifica con los problemas jonios, sino que además recelaba de la política persa, que había acogido al tirano Hipías. Por ello, los atenienses pronto decidieron apoyar a los jonios. A éstos se unieron la ciudad de Eretria y más adelante ciudades del Hellesponto y del Bósforo, así como de otras zonas. Atenas, pues, ve el futuro en el mar.
Los griegos iniciaron el ataque asediando la ciudad de Sardes, capital de Lidia, que fue incendiada, pero el sátrapa de la provincia con su guarnición persa pudo resistir en la Acrópolis de la ciudad. Pronto, se movilizó un ejército persa, mucho más poderoso que los aliados. Reconquistó Chipre, sometió Cara y tomó el Hellesponto. La esperanza de los griegos estaba en el mar. En el año 494, en la isla de Lade, unieron las fuerzas para defender Mileto, último bastión y centro rebelde. Pero su falta de organización, la ciudad de Mileto fue tomada por los persas con la ayuda de la flota fenicia. Darío volvía a afianzar su autoridad sobre Asia Menor, y los griegos habían aprendido una lección, ya que ahora conocían el peligro griego y el sentido de la defensa de su unidad, debían organizarse mejor.
En el año 492, mientras la flota y la armada persa se concentraban para una gran expedición contra el mundo griego, aparecía
Temístocles en la escena política ateniense. Temístocles hizo comenzar las fortificaciones de El Pireo, en miras de un posible ataque persa.

En la primavera del año 492, Mardonio, el yerno de Darío, se puso al frente de la flota persa en Cilicia rumbo al Oeste, mientras que el grueso del ejército se dirigía al Hellesponto. En tierra, las fuerzas de Darío sufrieron el ataque de los frigios en Macedonia. Por su parte la armada sometió Tasos y llegó a Acanto, ya en la costa europea, pero sufrió una gran tempestad al doblar la costa a la altura del monte Athos, que le costaría la mitad de su flota. Los persas, tras someter la Tracia occidental y Macedonia se retiraron de nuevo a Asia. Herodoto considera un fracaso la campaña de Mardonio, pero realmente consiguieron sus objetivos a pesar del accidente en Athos. En el 491, Darío dio un ultimátum a Grecia probablemente con el objetivo de suprimir los aliados de los jonios. La mayoría de ciudades griegas aceptaron la sumisión, excepto Atenas y Esparta que mató a los heraldos persas. Ello provocó las guerras médicas. Persia envió contra el mundo griego dos expediciones militares. La primera en el año 490 con un carácter de conquista o posiblemente de castigo, dirigido por Darío, y la segunda, en el año 480, dirigida por Jerjes como represión o revancha contra el mundo griego.

Primera guerra médica (490 a. C.)

En el año 490, los persas prepararon en Cicilia una nueva expedición. Los persas pronto llegaron a Eubea, ocuparon Caristos y saquearon toda Eretria, en castigo por su apoyo a los jonios. Atenas esperaba el ataque de los persas, que ya encontraban el camino abierto. Las opiniones sobre quién debía llevar el mando terminaron finalmente por dárselo a Milcíades. Los persas habían traído consigo al ex tirano Hipías, con el objetivo de instaurarlo. Era necesario un ataque, porque la ciudad de Atenas no podía aguantar un asalto.
Los atenienses ocuparon posición cerca de la llanura de Maratón. Posiblemente debido a la demora del ataque ateniense, los persas comenzaron a embarcar su caballería. Ello debilitó sus fuerzas y fueron vencidos por unos atenienses perfectamente organizados por Milcíades. La fuerza espartana llegó al día siguiente. G. Glotz habla sobre la batalla de Maratón opinando que “más que una gran batalla, fue un desembarco fallido”. El logro de Maratón había sido la primera victoria griega de las guerras médicas; por ello sus consecuencias, analizadas magistralmente por E. Will, fueron decisivas:

  • Los atenienses adquieren una gran confianza en su ciudad y en sus instituciones.
  • El definitivo reconocimiento ateniense de los hoplitas, cuya victoria militar iba asociada a una clase social determinada.
  • Última batalla donde aparece el arconte polemarco.
  • El recuerdo de la victoria creó un pasado glorioso.

La victoria, como ya hemos ido apuntando, arraigaba todavía más las reformas de Clístenes que se veían como exitosas. El Demos cohesionado funcionaba. Atenas, tuvo un enorme prestigio militar, llegando a alcanzar el prestigio de Esparta.




Período de entreguerras (490-480)

Como podemos comprobar, el período de entre guerras dura diez años, y tiene lugar entre la campaña de Darío y la posterior campaña de Jerjes. En este tiempo los atenienses se preparan. Milcíades el héroe de Maratón, muere en el 488. Su relevo vendrá de la mano de Temístocles, de origen de esos nuevos ricos. Rápidamente se volverá un personaje muy influyente, comparándose incluso a la popularidad que tuvo Clístenes. Temístocles reforzará y mejorará el sistema:

  • A nivel militar, fortificará el Pireo (el puerto ateniense) y le dará un nuevo modelo urbanístico, que encanrgará a Hipódomo de Mileto, artífice del sistema cuadriculado hipodámico. Además, Atenas comenzará a construir una flota importantísima de trirremes.
  • A nivel político-constitucional, los hippeis podrán acceder al arcontado, una medida que carece de función dado que la magistratura queda desfasada completamente. El motivo principal es porque hay un salto definitivo del arcontado, dejando de ser una magistratura suprema, y empezando a estar bajo el mando de los estrategas. El estratega va a ser una magistratura a la cual se acceda las veces que se quiera. Temístocles hace que sea reelegible, pudiendo de esta manera la opción de perpetuarse en el poder. La figura original del estratega, desde el punto de vista militar, pasará a ser un nuevo cargo, los taxiarcas, que habrá diez de ellos. Dentro de la magistratura de los estrategas destacará uno que será el Autokrator. Es precisamente en esta época cuando surge el ostracismo, haciendo que la posibilidad de perpetuarse en el poder más seguro.
  • La preparación de Grecia cristalizará con la Liga helénica, que será una confederación militar importantísima que tiene su origen en el 481. Más de 30 polis se reúnen en Corinto en donde después de un largo debate se consigue esta Symmachia. Será una alianza igualitaria, todas las polis tendrán el mismo status, pero el mando militar se le otorgará a Atenas, dado su prestigio. Se trazará una actitud defensiva. Cabe destacar, que en la liga helénica no se encontraba la ciudad de Argos. Este hecho supuso un problema para Esparta y para el resto de ciudades del Peloponeso.

Segunda guerra médica (480-479)

El choque entre el poderoso ejército de Jerjes y los militantes de la liga helénica tuvo lugar en la batalla de las termópilas. Allí había 7.000 griegos entre los cuales están los 300 espartanos de Leónidas, los cuales organizan la resistencia en un lugar estratégico. Sin embargo, las cosas no salen bien, y simplemente podrán resistir durante suficiente tiempo para que la flota se retire. A la muerte de los 300 espartanos, mitificados posteriormente, el ejército de Jerjes conquista Grecia Central y llega a la región del Ática. La situación no podía ser más desfavorable para las gentes griegas. Temístocles, dada la situación tan dramática, es capaz de conseguir la victoria en Salamina mediante la potente y reformada flota ateniense de trirremes. El planteamiento de la batalla se hará de una manera sublime gracias a que conocía la región, consiguiendo así una victoria bastante importante. Jerjes, ha de volver a Persia para sofocar una revuelta con Babilonia pero en la zona de la Beocia dejará un ejército de tierra a manos de Mardonio. Este se establece en la Beocia y se aprovecha de las desavenencias de los griegos.
La situación es la siguiente: Esparta queriéndose arriesgar a hacer una ofensiva para recuperar todos los territorios conquistados. Al ver la situación, Mardonio aprovecha para ofrecer un tratado de paz a Atenas, si reconocían a Jerjes como rey se les devolverían los territorios. Atenas, dada la situación, presionará a Esparta para que no se precipitase hasta que no haya sido construido el muro del Peloponeso. Temistocles, después de esto pierde prestigio, siendo condenado al ostracismo, y al igual que haría Hipías, se refugiará en la corte del rey persa.
Esparta apoyará finalmente a Atenas, y se planteará la batalla definitiva. Esta es la batalla de Plata (478). Plata es una gran llanura en la región de Boecia. A la ofensiva terrestre se le unirá una victoria naval. Esto acabará con la amenaza persa y dará lugar a la recuperación de las polis. La campaña culmina con la conquista de la polis griega de Bizancio. Esto otorga a los griegos la llave de los estrechos de comunicación con el mar negro y su riqueza del cereal.

El período de la Pentecontecia

Hasta ahora había habido una fragmentación política. Las guerras médicas y la liga, da a los griegos la conciencia del pueblo, yéndose más allá de la polis. No obstante, y a pesar de que se crea una fuerte consciencia colectiva, los griegos no caminarán hacia la unificación política.
Atenas sale reforzada y crecerá como alternativa al poder de Esparta, caminando hacia una dualidad de potencias. Ello refuerza la incompatibilidad de llegar a una unificación política. Antes de lo que sería el conflicto más importante de Grecia, que enfrentaría a ambas potencias, nos encontramos con el período de la Pentecontecia, que comprende el final de las guerras médicas hasta el inicio de la guerra del Peloponeso (478-451). Será, el momento de esplendor de Atenas, y del cual surgirá el nombre de Pericles a la hora de nombrar al siglo. En este período veremos el auge de la cultura griega. Atenas será el lugar protagonista, será la escuela de Grecia. Destacará por ser la líder en política, cultura y arte. Rápidamente conseguirá recuperarse de las guerras médicas.

La liga Ático-Délica. La creciente talasocracia ateniense

En el año 478 habrá una movilización bajo el mando de Arístides y Cimón. Tienen una mentalidad conservadora e intentan favorecer el desarrollo económico y político. Tras la disolución de la liga helénica establecen tratados con diferentes poleis del Egeo, formándose así una nueva confederación militar de ámbito marítimo; la liga Ático-Délica. Con ello, se pretende obtener un beneficio político-económico. El objetivo teórico de la liga es la liberación y defensa de todas las costas griegas de los dominios persas que quedaban. Será también una SYMMACHIA, igualitaria, utilizándose el mismo patrón, en donde todos los miembros contribuyen con recursos para mantenerla. Atenas dará especial libertad en este sentido, dejando contribuir o bien con dinero (pagando un impuesto, el PHOROS), o bien aportando tropas o naves militares. El centro político será la isla de Delfos, santuario del Dios Apolo, donde se situará el tesoro y en donde se convocará la asamblea. Esta, no obstante, es la teoría. Pericles tiene otros planes para estos recursos.
A todo esto, Esparta se quedará al margen, fiel a su política continental. En el año 469, una flota de la liga Ático-Délica dirigida por Cimón, tendrá una victoria militar, derrotando de esta manera a una flota persa. Ello conllevará consolidar la posición ateniense en el Egeo y les otorgará la talasocracia. El constante aumento de privilegio llevará a los atenienses a ser más exigente con sus socios.

Evolución política del siglo V.

El siglo V ateniense será un momento único en la historia. Se sucederán grandes políticos que llevan a Atenas a convertirse en la referencia durante el período. Todos ellos pertencen a familias atenienses. Por tanto, tienen prestigio, riqueza y son grandes oradores. Estarán divididos en dos facciones que no partidos políticos, los conservadores y los demócratas ¡remarcar aquí la idea de que son tendencias! A pesar de su importante carisma, la mayor parte de ellos acabarán condenados al ostracismo e irán a buscar refugio en la corte del rey persa.
Cimón, del que ya hemos dado unas pinceladas, es uno de los artífices de la gran Atenas. A pesar del éxito de llevar a Atenas a la talasocracia, fracasa a la hora de aplicar medidas políticas que devuelvan importancia al Areópago. También fracasará en su política de acercamiento a Esparta. Posteriormente, aparece el demócrata Efialtes, que conseguirá vencerlo y su intención será totalmente opuesta. Convertirá el areópago en un simple tribunal ocupado en cuestiones religiosas, romperá las relaciones diplomáticas con Esparta, comenzándose a crear ya un clímax conflictivo que anuncian tiempos venideros. En el año 462 llegará al poder, siendo asesinado en el 461 por los conservadores. A su muerte, quedará como líder Pericles, que tendrá en sus primeros años como opositor a Tucídides. Del año 443 al 429 conseguirá ser reelegido cada año como estratega autocrato. Se rodeará de un círculo de amistades con filósofos, escultores, arquitectos, etc. Pericles NO era un genio político, de hecho no crea nada nuevo, y sólo sigue lo que ya se había hecho. No gobierna en solitario y no es el artífice del esplendor de Atenas, siendo éste producto de una larga evolución. Quitemos méritos a un personaje que está sobrevalorado. Lo único que realmente supo hacer de manera correcta fue saber aprovechar el momento, y aplicar un proyecto a Atenas para ser la alternativa a Esparta. Tomará una serie de medidas que favorecerán la participación del demos en las instituciones.

  • Mistophoria, una retribución para formar parte de los grandes consejos de la ciudad. Se animará al ciudadano a participar. Para que todos los ciudadanos pudieran usar su tiempo en las discusiones de la Eklesía, sin perder días de trabajo, se estableció un salario.
  • Dokimasia, que no es más que un controlador sobre la gestión de cargos públicos. Se pedirán cuentas a los magistrados y si hay indicio de fraude se juzgará en la Heliea (centro tribunal popular)
  • Graphé Paranomon, que es un elemento que potencia la participación del ciudadano en la Eklesía. Es un derecho del ciudadano en el que, ante una decisión de la Eklesia, pueda investigarla si se piensa que es perjudicial. Con ello se intenta que la Eklesia no tome decisiones precipitadas. Actuó como limitador de la democracia, ya que empezó a funcionar tras dejar de utilizarse el ostracismo.

Pericles además limitará la ciudadanía. Antes se consideraba ateniense a cualquier persona con un padre del lugar. Ahora deberán ser ambos, padre y madre.
Con Pericles se empiezan a romper las buenas prácticas en el seno de la liga ático-délica. Atenas empieza a ejercer hegemonía en la liga, trasladando el tesoro a Atenas. Ahora ya no será la asamblea confederada la que gestione los recursos, sino la Eklesía ateniense. En el año 449, Pericles proclama un decreto que dice que el tesoro será utilizado para subvencionar la Acrópolis Ateniense. Para justificar algo así, pone de manifiesto que fue destruida por los persas y que por lo tanto, es una secuela de la lucha contra los persas. Atenas tiene derecho de utilizarlos con ese fin. Todo ello traerá problemas, como no podía ser menos, lo que forzará a Atenas a fundar KLERUQUÍAS, es decir, guarniciones militares atenienses.

Guerra del Peloponeso (431 – 404)

La guerra del Peloponeso marcará el punto de inflexión. El final del siglo V será totalmente convulso, será un conflicto fratricida. Las causas son las siguientes:

  • Rápido crecimiento de Atenas. En el 478 vemos una Atenas que puede formar parte de una liga. En el 468, derrota a Persia, y esto hace concebir un cambio de óptica, exigiendo más a sus aliados. Esa recuperación va a provocar que entorno a Atenas se creer un polo de poder el cual chocará con el otro, Esparta, que estará intranquila ante la situación. No es posible una dualidad de poder tan grande de polis.
  • La talasocracia ateniense afectará a ciudades como Corinto, una de las primeras ciudades con un elemento comercial muy extenso. Corinto pronto espoleará a Esparta para que gane a Atenas.

Por tanto, nos encontramos con una causa política (bipolaridad de poder) y causas económicas. Tucídides es nuestra fuente más importante de la guerra. Nadie pensaba que la guerra iba a durar tanto, lo que provocará un desgaste tan importante que afectará mucho en los valores, derivándose a una crisis de la polis en el siglo IV. La guerra tendrá dos procesos divididos en un breve período de paz.

  • La guerra de los 10 años o guerra arquidámica (431-421). Se considera una fase muy monótona, de desgaste. Esparta mandará sucesivos ataques terrestres, mientras que Atenas hará lo mismo por mar. En el año 421, se firmará la paz de nicias, que pone punto y final a esta primera fase. Es una paz que necesitaba Atenas, ya que sufrió varios brotes de peste en el 429 que produjo la muerte de Pericles. Solamente en el 421, se querrá ese armisticio, dado que Esparta tendrá una crisis demográfica (debido a su estricto sistema como ya apuntábamos).
  • El período de entre guerras (421-413)
  • La guerra jónica (413-404), que será mucho más dinámica que la arquidámica. Será una guerra más global, desencadenada por Atenas. En el 415, triunfan las tesis belicistas de Alcibíades, que concibe una campaña militar contra Siracusa. Pero los planes se ven truncados, Siracusa estará suficientemente preparada y defendida por Esparta para parar el ataque. Fue un auténtico desastre. La guerra jónica comenzará con una derrota. Será en el año del comienzo de ésta, en el 413, cuando los aliados oprimidos por Atenas empiezan a rebelarse e independizarse. Empiezan a haber bajas militares. La liga se deshilacha. A nivel interior, Atenas no funciona tampoco. El Demos empieza a estar descontento con el sistema democrático. Se entra en una fase de profunda crisis. La élite ve peligrar sus intereses democráticos, y ello provocará un cambio de sistema en el 411. Se abolirá el sistema democrático. 30 Magistrados se encargarán del cambio institucional. Habrá 400 miembros con una autoridad total. El censo de ciudadanos con pleno derecho se reduce a 5.000. Era una constitución y un sistema oligárquicos.
  • Pero los militares se sublevarán (la flota ateniense en Samos), volviéndose a la democracia entre el 411 y 410. La reacción oligárquica dará marcha atrás. Entre el 410 y el 406, habrá victorias a nivel marítimo. Parece que Atenas empieza a cambiar las riendas de la balanza, pero con una sola victoria Esparta vence. Ésta buscará ayuda en Persia para eliminar a su rival. Los persas pronto ayudarán mediante una flota marítima, creando así una auténtica supremacía en TODOS los frentes.

La victoria de Esparta tendrá unas consecuencias inmediatas:

  • Atenas pierde la talasocracia
  • Lisandro desmantelará la red comercial ateniense, instaurando un régimen oligárquico, la tiranía de los 30. El censo de ciudadanos será de 3.000, menos que la reacción oligárquica del 411. Era un sistema MUY restringido.
  • La influencia espartana a nivel interno poco a poco se irá desvaneciendo. Trasíblio hará que se vuelva a la democracia. Pero a pesar de esta superficial victoria, la democracia estará herida de muerta. Esa tensión social derivada de ello, será palpable en el siglo IV, con una crisis institucional y social. Un ejemplo de esa crisis la vemos en la condena de Sócrates.

Las secuelas, como vemos, serán muy graves para todos los niveles atenienses, pero también griegos. Empezaba así la crisis de las polis, con una intensa incapacidad para caminar hacia la unidad. Esa autodestrucción será aprovechada por los macedonios. Una prueba de esa crisis, es el fenómeno del mercenariado. La gran cantidad de mercenarios refleja la huida de las malas condiciones de sus comunidades, buscando oportunidades fuera.

Si necesitas saber más te recomendamos: